Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Aug 25, 2016 in Chile | 0 comments

¿Es invertir en Chile una buena oportunidad de negocio?

¿Es invertir en Chile una buena oportunidad de negocio?

Icon03Debido a la bajada de las cifras de crecimiento de Chile en los últimos años, podría parecer que el momento de invertir en Chile ya ha pasado. Sin embargo, hay algunas razones por las que invertir en el país todavía sigue pareciendo una buena opción.

La primera de ellas es que Chile es la mejor economía de Latinoamérica. Un negocio que quiera diversificar geográficamente y que crea que Latinoamérica es un área interesante, tiene muchos motivos por hacer de Chile su lugar de aterrizaje. Con la ventaja de que el mercado latinoamericano por sus dimensiones y potencial de crecimiento es atractivo para casi todos los sectores económicos.

Gracias a su competitividad y transparencia, Chile también es el lugar más seguro de América Latina para invertir. Así lo califican agencias como Moodys (AA3) o Fitch Ratings (A+).

Además, Chile se ha preocupado por fomentar la inversión extranjera. No en vano mantiene acuerdos comerciales con más de 60 países que representan más del 85% del PIB mundial (destacan Estados Unidos, Canadá, China (Tratados de Libre Comercio), Japón, Unión Europea (Acuerdos de Asociación Económica), MERCOSUR (Acuerdos de Complementación Económica) e India (Acuerdos de Alcance Parcial).

En qué invierten las empresas extranjeras en Chile

Según la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) citado por la Agencia de Promoción de la Inversión Extranjera, Chile es el decimoprimer país que más inversión extranjera directa recibe del mundo.

Del monto total de la inversión extranjera, el 40% se dirige a la minería, seguido por el sector servicios. Algo que no es de extrañar, pues la propia CEPAL de Naciones Unidas en colaboración con la Agencia Alemana de Desarrollo, publicaron el documento “Encadenamientos productivos desde la minería de Chile”, en el que se reconoce el gran potencial que tiene todavía la minería chilena, si se consigue desarrollar la industria manufacturera del cobre y una mayor refinación de los concentrados de cobre.

Chile es, por tanto, una economía activa que crece a un ritmo aceptable (un 2% aproximadamente) y que sobre todo tiene una gran capacidad para hacerlo más rápido.